Juan 1:12

A quienes lo recibieron y creyeron en él, les concedió el privilegio de llegar a ser hijos de Dios

¿Somos todos hijos de Dios?

Si se hiciera una encuesta sobre esta pregunta la mayoría de las personas dirían que sí, que la paternidad de Dios es sobre todos los seres humanos sin excepción. Sin embargo, la Biblia nos dice algo diferente: ella reconoce que todos somos criaturas de Dios pero nos dice que sólo quienes han creído y recibido a Jesús son verdaderamente hijos de Dios. ¿Qué significa recibir y creer en Jesús? Que no basta con creer en Jesús, sino que hay que creerle a Jesús cuando dice que somos esclavos del pecado y que sólo él puede liberarnos. ¿Eso es todo? No, también es necesario entregar nuestra vida a él y obedecer a su Palabra, sólo así alguien puede decir que es hijo de Dios.

¿Cuál es la importancia de ser hijo de Dios? Los hijos son los únicos que reciben la herencia de un padre, los extraños no tienen derecho a ella; en el caso de Dios los hijos son los únicos que pueden heredar la vida eterna junto a Él.

¿Quieres recibir la herencia de los hijos de Dios? Recibe y cree en Jesús.

Compartir
Compartir